Una comunión sencilla y tradicional



Para este evento tuvimos la tarea de organizar el gran día de un chico en su primera comunión.
Para la celebración nos fuimos hasta un cortijo olivarero cargado de magia y de paisajes preciosos.
La decoración fue sencilla y elegante, hicimos predominar materiales como el cristal y para las flores pusimos paniculata, margaritas y flores silvestres.
El banquete fue peculiar ya que nos pidieron que fuese de lo más tradicional y tipo cocktail.
Los invitados pudieron disfrutar de chacinas tan típicas como el jamón y la caña de lomo, en los aperitivos le dimos un toque diferente y original a algunos canapés.
Como podéis ver también somos especialistas en este tipo de celebraciones y nos encanta cumplir los sueños de los más pequeños en su gran día.









Lidia Diez Franco

No hay comentarios:

Publicar un comentario