Una boda muy dulce

Hoy os traemos la historia de Ara y Tony, unos amigos de la infancia que finalmente han decidido darse el sí quiero, y para hacerlo único contaron con nuestra ayuda.



La celebración se llevó a cabo en un precioso hotel sevillano, decorado por el equipo de LD Eventos. Las flores cuidadosamente escogidas y el juego de luces, dieron un toque de frescura y romance a toda la escena.



Los detalles fueron claves para convertir el espacio en un lugar de ensueño para la joven pareja. Para ello le dimos protagonismo a los adornos florales, a la preciosa mantelería y a la increíble mesa dulce.




Los invitados quedaron muy satisfechos con la deliciosa comida y la música en directo.




Fue una boda llena de momentos, principalmente protagonizados por los novios que no cesaron un instante en demostrar su amor y cariño. Y para nosotros fue un privilegio hacer de su boda algo único.





Lidia Diez Franco

No hay comentarios:

Publicar un comentario